La Trimetilamina  a través del tiempo.

Por: Margot Mercado Micha

 

“El tiempo que fue sigue latiendo,

vivo, dentro del tiempo que es,

aunque el tiempo que es no lo quiera o no lo sepa ¨ 

-- Eduardo Galeano, Las ventanas de America Latina

 El tiempo es un enigma que ha ocupado al hombre desde sus comienzos. Las medidas, los momentos, las épocas y su transcurso. Así mismo, se ha tratado de marcar la diferencia entre la concepción del tiempo lineal y cronológico con el manejo del tiempo del inconciente, es decir, la  atemporalidad de los procesos psíquicos: aquellos que no toman en cuenta el paso de los días, de los meses o de los años, mas bien se constituye a partir de momentos inaugurales. 

En el proyecto de psicología para neurólogos, Freud explica que es necesario  atravesar  por la vivencia de satisfacción para la construcción del aparato. En esta experiencia , el bebé va almacenando huellas de memoria que le permiten repetir el momento mítico donde no hubo displacer. Es por esto que cuando el bebé vuelve a tener hambre,  aumenta el displacer, se ve sujetado a investir la huella mnémica de satisfacción dando por resultado una alucinación, confundiendo así la percepción de  la memoria.

¿CUÁLES CUERPOS?

Javier García

 

Por siglos hemos tratado de desentrañar el cuerpo como organismo tanto en estructura y funciones como en alteraciones. Frente a esto, el conocimiento científico se encuentra con los límites de nuestra percepción por un lado y con los de la representación y el pensamiento por otro. Ante lo que me pregunto ¿en qué medida un objeto puede o no entrar en una semiótica? ¿Cómo se lo conoce y construye según la disciplina que lo lea? ¿Son influidas las representaciones del objeto por los imperativos, ideales e imaginarios de cada cultura y época? Y, ¿cómo los discursos cambian y construyen el objeto?(1)

 

La relación entre la cosa y sus representaciones pone en tela de juicio que nuestro pensamiento es la consecuencia lógica de una existencia precedente. Tomemos por ejemplo que los pechos de una mujer despiertan el apetito sexual mucho más que su nuca, como si hubiera una relación directa entre la anatomía y lo erótico. Sin embargo, en Japón Geishas y Maikos pintan sus nucas (komata) de blanco, dejando una zona en forma de V o W sin pintar, al modo de un escote. Poniendo así atención en esta zona erótica. No se trata entonces de una erótica atada a la anatomía sino de una construcción cultural-erógena del cuerpo(2) y muy especialmente de sus bordes.

¿DÓNDE..... LOS CUERPOS?

Homenaje a Juan Carlos Plá

Por: Javier García

 

El Paraninfo es un lugar simbólico y querido para quienes nos formamos, estudiamos y militamos, en la Universidad de la República. En esta casa de altos estudios y sensibilidad social, Juan Carlos Plá se formó como médico y psiquiatra y militó en la Federación de Estudiantes Universitarios feuu, en la Asociación de Estudiantes de Medicina aem en la década del 50, junto a personas como Pablo Carlevaro, Hugo Villar, Hugo Dibarboure, entre otros. Fue un tiempo decisivo en la lucha por la nueva ley orgánica, que permitió la autonomía y el co-gobierno en 1958.

 

Plá, fue Profesor de Psiquiatría de esta casa aportando desde allí, y en toda su vida, una escucha y pensamientos agudos, sensibles, curiosos e inteligentes, inesperados, dirigidos a los locos, a la locura y a las psicosis; aportes de los que muchos nos hemos nutrido tanto en el Río de la Plata como en México. Trasmitió que es inseparable el Psicoanálisis de la locura, la vida misma de la locura, lo humano de la locura. “No hay NO locos decía en su conferencia del 94 ¿O es que hay? Yo miro y nunca he encontrado tamaño ejemplar, pero uno nunca pierde la esperanza”. (Conferencia set/1994, pág. 14).