El problema de la contratransferencia(1)

Julio Ortega Bobadilla.

¿Es la contratransferencia un concepto que debe ser aceptado y aplicado como parte del alfabeto psicoanalítico o debe ser negado y arrumbado como un término engañoso desprovisto de objetivo, como muchos lacanianos lo afirman en sus clases sobre clínica psicoanalítica?

Fue Ferenczi quien introdujo el tema en una carta a Freud de 1908 y Freud utiliza el término de contratransferencia en una carta dirigida a Jung fechada el 7 de julio de 1909(2).  Tocó después el asunto a través de una intervención en Edimburgo en 1910, dónde explicita:

“Nos hemos visto llevados a prestar atención a la ‘contratransferencia’ que se instala en el médico por el influjo que el paciente ejerce sobre su sentir inconsciente, y no estamos lejos de exigirle que la discierna dentro de sí y la domine.”

 

                      

                          ANTECEDENTES DE LA TEORÍA SEXUAL

 

                                     Y LA SEXUALIDAD... ¿EN DÓNDE ESTÁ?

Por: Helga Korkowski Pless

 

 

“Después, sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido,

para que se cumpliera la Escritura, dice: “Tengo sed”. 

 

                                                                                                                             Evangelio según San Juan

RESUMEN

¿En qué momento Freud conceptualiza los primeros lineamientos de su teoría sexual?  Trataré de demostrar que Freud en el “Proyecto” nos anticipa, pienso yo,  las líneas de pensamiento de lo que más tarde será su teoría sexual.  Si bien la primera parte de esta obra es una suposición, una Annahme como él la nombra, y que con frecuencia, por ello,  se señala como un trabajo en donde pareciese que se encuentra como una aparente proposición en el mero plano neurológico- psicológico, veremos que esto no es tal. Desde un inicio en el “Proyecto”, Freud habla del principio de inercia y el de constancia, principios que sabemos son atravesados por la sexualidad, por el otro no sabido. Ahora bien,  el principio de inercia es atravesado por otro, otro que pulsa,  se hace presente la sexualidad y eso a su vez nos dará la posibilidad de formar subjetividad y por ende un psiquismo. Para Freud ese pulsar que pasa por lo sexual, lo erógeno en un sentido amplio es lo que da vida al psiquismo, es lo que genera PSI. La división entre pulsión e instinto sólo la puede resolver la frontera entre lo somático y lo psíquico.

DESCRIPTORES

          -Sexualidad

          -Acción  Específica

         -Vivencia de Satisfacción

         

ABSTRACT

¿At what point does Freud conceptualize the first guidelines of his sexual theory? I shall try to argue that it is in the “Project” where Freud anticipates the guidelines of what will later become his sexual theory. The first part of this work is only a supposition, an Annhame, as he calls it, and because of that, it is often considered as a proposal within the field of psychology-neurology: I shall argue in this paper that this is not the case. From the very beginning, Freud speaks in the “Project” of the principle of inertia and constancy which, as we know, are crossed by sexuality, by the other not known.  The inertia principle is crossed by another one, which pulses and through which sexuality is made present; this, in turn, will give us the possibility of forming a subjectivity and, hence, a psiquism.  For Freud, this pulsation that crosses the sexual, the erogenous in a wide sense, is what gives life to psiquism, it is what generates the PSI. The division between drive and instinct can only be solved by the frontier between the somatic and the psiquic. 

KEYWORDS

Sexuality

- Specific Action

- Experience of Satisfaction 

 LA SEXUALIDAD: una representación, una construcción, una 

 diferencia anatómica       

 

                                                                                                       Helga Korkowski Pless

 

 

 

La consideración de la sexualidad [y el complejo de Edipo]

son los contenidos principales del psicoanálisis

y los fundamentos de su teoría,

y quien no esté en condiciones de adherirse a esos principios

no debería contarse entre los psicoanalistas.

 

 Freud, S.

 

¿Acaso no es la sexualidad un tema fundamental en la conservación de la especie? Freud señalaba que “la sexualidad es la única función del organismo vivo, que rebaza al individuo y procura su enlace con la especie”. 

De haberse quedado Freud pensando en la sexualidad como genitalidad, posiblemente no sabríamos mucho del comportamiento humano.  El mérito de Freud fue que en una época donde la sexualidad estaba aún muy anudada a un mundo ignorante y prejuicioso logró, por un lado, darse cuenta que la sexualidad atraviesa todos los ámbitos de la actividad humana y por el otro,  romper con una tradición epistemológica de abordar este fenómeno, creando un edificio de conocimientos nuevos que le permitió entender la sexualidad desde otro lugar totalmente diferente. Pasó del ámbito de la biología, de lo genital, al ámbito de la metapsicología, edificándose sobre los pilares de la pulsión, la libido, el apuntalamiento, la bisexualidad, haciendo de esto la esencia misma de la actividad humana. Con ello,  a finales del siglo XIX rompe con los amarres del concepto sexualidad, transformando la historia de la sexualidad en Occidente, dando acceso a que se mirara y pensara de otra manera: “lo sexual no es genital, ni tiene que ver con la reproducción”.